El Ministerio de Vivienda invierte 28 millones de euros anuales para 8.150 familias aragonesas