Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana
Hoy, en Asturias.

El Ministerio de Fomento pone en servicio la Autovía del Cantábrico A-8 entre Llanes y San Roque del Acebal

  • Pertenecen al tramo Llanes – Pendueles, donde el Ministerio de Fomento está invirtiendo más de 81 millones de euros.
  • Se trata de 5,3 km de trazado que evitan el paso por la travesía de la N-634 en San Roque del Acebal y completan los accesos a Llanes.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asistido hoy al acto de puesta en servicio del subtramo de 5,3 km entre Llanes y San Roque del Acebal, perteneciente al tramo de la autovía A-8 denominado Llanes – Pendueles, de 10,7 km de longitud, incluyendo el enlace de San Roque del Acebal.

El presupuesto de la obra Llanes – Pendueles asciende a 65,32 millones de euros, cantidad que sumada al coste de redacción del proyecto, al importe estimado de las expropiaciones y al coste de la asistencia técnica para el control y vigilancia de la obra, arroja una inversión total de 77,09 millones de euros. A esto hay que sumar el presupuesto del enlace de San Roque del Acebal, que se licitó de forma separada, donde se han invertido 4,12 millones de euros.

Características técnicas

El subtramo de autovía Llanes – San Roque del Acebal discurre íntegramente por el municipio de Llanes, conectando por el Oeste con la autovía A-8 (en servicio hasta Gijón y Muros de Nalón) y por el Este con el tramo San Roque del Acebal – Pendueles – Unquera (actualmente en obras).

La sección transversal de la autovía consta de dos calzadas con dos carriles de 3,5 m cada una, arcenes exteriores de 2,5 m e interiores de un metro. Con un radio mínimo de 850 m y una pendiente máxima del 3,25 % permite velocidades de 120 km/h.

Los dos primeros kilómetros corresponden con una transición de la autovía ya ejecutada, y se han realizado duplicando la N-634, que queda incorporada a la autovía y desaparece como viario independiente.

En este punto, aparece el enlace de la Arqueta y la autovía se separa paulatinamente del trazado de la antigua N-634. El enlace de la Arqueta permite el acceso al núcleo de Llanes y a la carretera LLN-6, que comunica con Parres, La Pereda y otras poblaciones. Asimismo, sirve de conexión con la antigua N-634, que mantendrá su continuidad hacia el Este hasta Unquera, constituyendo un eje vertebrador de los dispersos núcleos de población de la comarca al permitir su acceso hacia la autovía A-8 a través de los enlaces proyectados.

El subtramo puesto hoy en servicio termina en el enlace de San Roque del Acebal, donde el trazado de la autovía vuelve a acercarse a la antigua N-634. Este enlace permite la conexión con la N-634 y el acceso al núcleo de San Roque a través de ella. Asimismo, incorpora una estructura para restituir el Camino de Santiago, interceptado en dicho punto.

Para mantener la permeabilidad del territorio se han proyectado tres pasos superiores y tres inferiores, lo que se corresponde con un cruce cada 900 m aproximadamente. Además, la obra cuenta con un paso sobre el ferrocarril y numerosas obras de drenaje transversal dan continuidad a los cauces interceptados.

En cuanto a las estructuras destaca un viaducto de vigas prefabricadas de 40 m de luz en tablero derecho y 35 m en el izquierdo que salva el sistema de cuevas denominado “La Toral – Peñaurices”.

Integración ambiental

Entre las medidas de prevención y corrección del impacto ambiental llevadas a cabo destacan:

  • Los seguimientos arqueológicos por las numerosas cuevas existentes en la zona, de las que se han obtenido hallazgos importantes tales como un cráneo de época asturiense bien conservado, una estructura neolítica y restos de fauna glaciar tal como rinoceronte lanudo, mamut lanudo, etc.
  • La revegetación de los taludes de terraplén y desmonte.
  • La colocación de valla de cerramiento a lo largo de la autovía para impedir el paso de fauna terrestre.

La inversión en estas medidas de integración ambiental ha superado los dos millones y medio de euros.

Área: Ambito geográfico: