Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana
Viaje inaugural de un tren de Iryo, entre Madrid y Valencia

Raquel Sánchez ensalza la liberalización ferroviaria en España, que exige reciprocidad al resto de la Unión Europea

  • La ministra destaca que nuestro país ha sido capaz de establecer condiciones transparentes y no discriminatorias para todos los agentes interesados en la liberalización.
  • La apertura sin precedentes del mercado está consiguiendo que la alta velocidad sea accesible a más ciudadanos, atraer nuevos viajeros y aumentar la rentabilidad social de las inversiones.
  • “El único modo de transporte capaz de asegurar la sostenibilidad, la cohesión territorial y el progreso de España es el ferrocarril”, ha indicado la titular de Mitma.
  • Raquel Sánchez prevé que la competencia entre “pronto” en otros ejes, como el Madrid-Galicia o el Corredor Mediterráneo.
  • La red de alta velocidad en España conecta al 70% de la población española y superará los 4.000 kilómetros antes de que acabe el año, con la puesta en servicio hasta Murcia.

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha destacado el éxito de la liberalización de la alta velocidad ferroviaria en España, donde ya prestan servicio tres operadores, un proceso que exige reciprocidad en los demás países de la Unión Europea para contribuir a ampliar el mercado. “Sentimos orgullo de haber establecido condiciones transparentes y no discriminatorias para todos los agentes interesados en la liberalización, sin trato de favor”, ha asegurado la ministra en el acto de puesta en servicio de Iryo, celebrado hoy en la estación de Joaquín Sorolla de Valencia.

Así, tras el viaje inaugural entre Madrid y Valencia, la titular de Mitma ha destacado que Iryo, junto a la francesa Ouigo y la española Renfe, ya compiten en igualdad de condiciones en el sistema ferroviario español, dentro del reciente proceso de liberalización emprendido por nuestro país, que nos ha convertido en el primero del continente con tres compañías de primer nivel prestando servicios de alta velocidad.

En este contexto, desde el Ministerio se reclama reciprocidad al resto de los países de la Unión Europa a la hora de dar entrada a terceros operadores para que la liberalización sea un éxito global. Y es que la competencia debe ser moneda de uso corriente en toda la Unión, frente a los injustificables obstáculos a la liberalización ferroviaria que se observan en determinados países.

La liberalización de la red de alta velocidad ha supuesto, según la ministra, una apertura sin precedentes que está consiguiendo que el servicio sea accesible al conjunto de la ciudadanía. “La competencia ha reducido los precios y ha provocado que la alta velocidad pierda su carácter elitista, acrecentando la rentabilidad social de las inversiones y asegurando el derecho a la movilidad de todos los ciudadanos”, ha añadido.

Para la responsable del Departamento, el último beneficiario de la liberalización es el sector en su conjunto, “ya que la competencia está siendo sinónimo de innovación, sin menoscabo de la calidad”.

En conjunto, la liberalización supondrá un incremento de en torno al 55% de la oferta de alta velocidad en los corredores Madrid-Barcelona, MadridLevante y Madrid-Sur, ha señalado Raquel Sánchez, que ha adelantado que espera que la competencia entre pronto en otros ejes como el MadridGalicia, al Corredor del Mediterráneo o al Madrid-León-Asturias. “Confío en que despertarán el mismo interés entre las compañías que las líneas en las que ya existen acuerdos marco de capacidad”, ha asegurado.

Movilidad sostenible y apuesta por el ferrocarril

“Entendemos que el único modo de transporte capaz de asegurar la sostenibilidad, la cohesión territorial y el progreso de España es el ferrocarril”, ha indicado Raquel Sánchez, “en él está la clave de la transición hacia un nuevo modelo de desarrollo con el que afrontar el inmenso desafío de la emergencia climática”.

También ha subrayado que la liberalización ferroviaria no solo está permitiendo recuperar a los viajeros perdidos por la pandemia, sino sumar otros nuevos. Este trasvase de usuarios tradicionales de otros medios de transporte “tiene también una repercusión medioambiental y económica porque postergar el vehículo privado y el avión en favor del ferrocarril es una victoria de la sostenibilidad”, ha señalado la ministra.

Alta velocidad ferroviaria en España

La red de alta velocidad en España conecta al 70% de la población española y superará los 4.000 kilómetros antes de que acabe el año, con la puesta en servicio hasta Murcia.

Con una inversión superior a los 60.000 millones de euros, ha contribuido al desarrollo socioeconómico y a la vertebración territorial de nuestro país.

La ministra Sánchez ha informado de que las estimaciones con las que cuenta el Departamento son que, entre 1992 y 2021, el uso de la nueva red de alta velocidad ferroviaria ha generado un ahorro cercano a los 6.000 millones de euros, si se evalúa su impacto sobre el cambio climático, la contaminación y la siniestralidad.

“Somos una potencia mundial en alta velocidad, pero no sólo en kilómetros de vía sino también en términos ferroviarios e industriales. Somos también líderes tecnológicos en interoperabilidad y en sistemas de señalización y circulación. Gozamos de una posición privilegiada para competir en un mercado donde los grandes proyectos internacionales son proyectos de transporte vinculados al desarrollo de infraestructuras”, ha concluido la responsable de Mitma.