Logotipo de Financiado por la Unión Europea - Next Generation EU y el Plan PRTR
Logo España Plan de Recuperación

Programa de apoyo para un transporte sostenible y digital: Convocatoria de 2022 en concurrencia no competitiva del Eco-incentivo ferroviario

El programa de apoyo al transporte sostenible y digital, incluido en el Componente 6 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), está formado por 15 medidas y cuenta con una dotación presupuestaria de 800 millones de euros de los fondos europeos NextGenerationEU. Una de las 15 de las medidas, que cuenta con un crédito de 120 millones de euros, persigue incentivar el uso del transporte ferroviario y marítimo de mercancías estableciendo dos programas de eco-incentivos que premien el ahorro de costes externos medioambientales y socioeconómicos generados por el uso de ambos modos frente a la carretera.

En concreto, la Orden Ministerial 371/2022 de 21 de abril publicada en el BOE regula el programa de eco-incentivos al transporte ferroviario de mercancías y activa la convocatoria de 2022, que subvencionará los tráficos realizados por los operadores hasta el 31 de diciembre de 2022. La convocatoria de 2022, que se describe en la presente página, está dotada con un presupuesto de 20 millones de euros, de los 60 millones asignados inicialmente al programa ferroviario. Está previsto que en 2023 y 2024 se aprueben otras dos convocatorias con otros 20 millones de euros cada una. 

Subvenciones en concurrencia no competitiva

El programa de Eco-incentivos ferroviarios tiene un doble objetivo: por un lado, consolidar e incrementar la cuota modal del transporte ferroviario de mercancías y, por el otro, mejorar el desempeño ambiental del modo ferroviario siguiendo criterios sostenibilidad objetivos. Es decir, ayudar a los operadores a incrementar sus tráficos de mercancías para revertir el descenso de la actividad registrado en los últimos años e incentivarles para que prioricen el uso de sistemas de tracción eléctricos y mejoren su eficiencia. Así, una empresa podrá optar a una mayor o menor ayuda en función del crecimiento de su actividad, el tipo de tracción de las locomotoras y la ocupación de los vagones de carga. Esto es, se primarán más los tráficos que se muevan con tracción eléctrica que aquellos que usen locomotoras diésel.

En concreto, el programa busca primar el ahorro de costes externos medioambientales y socioeconómicos generados en el transporte de mercancías como resultado de priorizar el uso del ferrocarril frente a la carretera. Los costes externos del transporte contemplados para definir estas ayudas son el cambio climático, la contaminación atmosférica, el ruido, los accidentes y la congestión.

Para calcular las ayudas, es decir, para monetizar los ahorros generados, el Ministerio ha tomado como referencia el Manual de costes externos del transporte de la Comisión Europea (UE, 2019). Por ejemplo, la UE calcula que el transporte de mercancías por carretera genera en el conjunto de la Unión un coste por emisiones o contaminación atmosférica de 4,68 céntimos de euros por tonelada-km (tkm) transportada, mientras que el modo ferroviario arroja un coste de 0,004 céntimos de euros por tkm si utiliza locomotoras eléctricas y de 0,68 céntimos de euros si la tracción es diésel (Tabla 16. P.58. Handbook on the external cost of transport). Así, el mérito incentivado será la reducción de los costes externos por usar un modo frente al otro.

El transporte ferroviario tiene una clara ventaja en términos de emisiones directas de gases de efecto invernadero (GEI) por unidad de transporte-km. De acuerdo con el informe 2019 del Observatorio del Transporte y la Logística en España, el ferrocarril emite por unidad de transporte-km casi doce veces menos emisiones directas que la carretera en pauta no urbana y catorce menos que el avión. El transporte de mercancías por ferrocarril es casi 5 veces más eficiente que la carretera. Así, priorizar el uso del ferrocarril ayudará a cumplir los objetivos de reducción de emisiones pactados con la UE.

Condiciones para optar a las ayudas

Las ayudas de este programa se canalizarán a través de las empresas ferroviarias que prestan los servicios de transporte por lo que subvencionará la oferta. En este punto, cabe señalar que el programa solo primará tráficos nacionales por lo que sólo podrán optar a las ayudas empresas ferroviarias europeas que presten servicios de transporte de mercancías sobre la red ferroviaria de interés general del Estado español, tanto en ancho estándar como ibérico. Se considera subvencionable cualquier tipo de tráfico (intermodal, automoción…) a excepción del carbón.

Para optar a las ayudas de la convocatoria de 2022, los tráficos de mercancías deben cumplir otra serie de requisitos como haberse realizado después de la publicación de la OM 371/2022 en el BOE y hasta el 31 de diciembre de 2022, contribuir a la consecución de los objetivos climáticos de la Unión Europea al menos en un 40% o cumplir con normativa sectorial vigente, estar al día con la seguridad social y el pago de impuestos y cumplir el principio de no causar daño al medioambiente (DNSH).

Otro punto importante es que sólo podrán acceder a las ayudas los operadores ferroviarios de mercancías que incrementen o mantengan su actividad en el periodo subvencionable respecto al año anterior y registren una eficiencia superior al 30%. Es decir, el tráfico de mercancías subvencionable no debe descender en tasa interanual y los vagones de carga deben registrar una ocupación mayor del 30%. Si el operador mantiene plana su actividad y cumple el requisito de eficiencia, podrá optar a un eco-incentivo mínimo equivalente al 25% del eco-incentivo máximo que le correspondería en función del tipo de tracción de los trenes y la ocupación. Por su parte, si el tráfico elegible crece un 8% o más en el periodo, la empresa tendrá derecho a ingresar el eco-incentivo máximo preestablecido en cada caso. Por ejemplo, si toda la flota del operador es diésel Euro 4000 y los trenes registran una eficiencia de más de 40%, tendrá derecho a una ayuda de 0,28 céntimos de euro por tonelada-kilómetro neta transportada en el periodo subvencionable (ver infografía), siempre y cuando sea inferior al 30% del coste total del transporte.

️Las subvenciones se otorgarán en régimen de concurrencia no competitiva por orden de presentación según la fecha y hora de registro de la solicitud, hasta el agotamiento del crédito presupuestario disponible. Los costes objeto de subvención no incorporarán el importe correspondiente a los impuestos indirectos.

Infografía ecoincentivos

¿Cómo se calcula el eco-incentivo ferroviario?

Como ya se ha señalado, un operador ferroviario de mercancías podrá optar a un mayor o menor eco-incentivo en función de diversas variables como el incremento interanual del tráfico, la ocupación de los vagones o el tipo de locomotora que utilice. Así, cuanto mayor sea la reducción de los costes externos medioambientales y socioeconómicos que logre al potenciar el uso del modo ferroviario frente a la carretera, mayor será la ayuda que logre. Por ejemplo, como máximo, un operador podrá optar a una subvención de 0,51 céntimos de euros por tonelada-kilómetro neta transportada si utiliza una tracción eléctrica para todos sus movimientos, la ocupación o eficiencia de los vagones de carga es mayor o igual al 40% y registra un incremento interanual de su actividad superior o igual al 8% en el periodo subvencionable de esta primera convocatoria. Es decir, si el aumento de los tráficos es menor, el eco-incentivo máximo se minorará en función de la tasa de crecimiento. Un incremento de tráfico igual al incremento mínimo definido en la convocatoria, que en este caso es 0%, optará a un 25% del eco-incentivo máximo. Si la actividad tiene un incremento entre el mínimo y el máximo, el eco-incentivo se ajustará mediante una proporción lineal. En este punto, hay que tener en cuenta que, si la tasa de ocupación de los vagones de carga es inferior al 30%, la empresa no tiene derecho a solicitar las ayudas.

Eco-incentivos ferroviarios

Pongamos el ejemplo, como se muestra en el gráfico más abajo, que un operador ferroviario mueve 1.180 millones de toneladas-kilómetro netas en España entre abril y diciembre de 2022, un 2,6% más que en el mismo periodo de 2021. Si se asume que todos los tráficos se han realizado con locomotoras eléctricas y la ocupación se ha ubicado entre el 30 y el 40%, tendrá derecho a un eco-incentivo de 0,23 céntimos de euro por tonelada-kilómetro neta transportada. Y es que al registrar un crecimiento inferior al 8%, que es el que daría derecho al obtener el 100% del eco-incentivo máximo, la ayuda correspondiente se minora y se calcula de forma lineal entre el eco-incentivo máximo al que se puede optar, que en este caso es 0,47 céntimos de euro, y el mínimo, que es 0,117 céntimos de euros o, lo que es lo mismo, el 25% del máximo.

Por último, para calcular la ayuda, se multiplicarán las toneladas netas por kilómetro transportadas en el periodo subvencionable por el eco-incentivo resultante, es decir, 1.180 millones de t.km netas por 0,0023 euros por tonelada-kilómetro neta transportada. Así, la ayuda que recibiría el operador alcanzaría los 2,7 millones de euros. Eso sí, siempre y cuando la cifra no supere el 30% de sus costes totales.

En un segundo ejemplo, se va a considerar que en el periodo subvencionable de 2022 una empresa ferroviaria mueve 3.900 millones de toneladas por kilómetro netas en España, frente a las 3.700 millones de toneladas del año anterior, con una locomotora diésel que cumple los valores límite de emisiones o GNL y registra una eficiencia superior al 40%. El eco-incentivo máximo al que puede optar la empresa en la presente convocatoria es 0,35 céntimos de euro por tonelada neta y kilómetro transportada siempre y cuando su actividad crezca un 8% o más. En este caso, el incremento registrado es del 5,4%, por lo que hay que ajustar la ayuda a la tasa de crecimiento de forma lineal resultando un eco-incentivo de 0,26 céntimos de euro por tonelada-kilómetro neta transportada. Así, la subvención que recibiría la empresa del ejemplo ficticio alcanzaría los 10 millones de euros.

Hay que tener en cuenta que en ambos ejemplos se ha asumido que ninguno de los tráficos es de carbón, que no son subvencionables.

Ejemplo de eco-incentivos ferroviarios

Documentos de interes y normativa

Enlaces de interés

  • FaqPreguntas frecuentes
  • Buzón de consultasBuzón de consultas