España y Finlandia aunarán esfuerzos para consolidar una política de vivienda en el seno de la Unión Europea.