Autovía del Cantábrico

José Blanco asiste al acto de puesta en servicio de dos nuevos tramos de la A-8 en Lugo

  • Con esta apertura, más del 62% del trazado de la A-8 en Galicia se encuentra ya en servicio.
  • El Gobierno de España ha invertido ya 464 millones de euros en la autovía a su paso por Galicia.
  • Los tramos Barreiros-Vilamar y Vilamar-Lourenzá tienen una longitud conjunta de 9,2 kilómetros.
  • El Ministerio de Fomento ha destinado 88 millones de euros a la construcción de estas infraestructuras.

El ministro de Fomento, José Blanco, ha asistido hoy en Barreiros (Lugo) al acto de puesta en servicio de los tramos Barreiros-Vilamar y Vilamar-Lourenzá de la Autovía del Cantábrico (A-8).

El Ministerio de Fomento ha destinado cerca de 88 millones de euros a la construcción de estas infraestructuras, que tienen una longitud conjunta de 9,2 kilómetros de autovía.

Con la apertura de estos dos nuevos tramos ya se encuentran en servicio 53,4 kilómetros de la A-8 en Galicia, lo que supone el 62,3% del trazado.

Tramo Barreiros-Vilamar

El nuevo tramo, de 4,6 kilómetros de longitud, discurre en su totalidad por el término municipal de Barreiros (Lugo) y ha supuesto una inversión de 45,5 millones de euros.

El trazado conecta por el norte con el tramo Barreiros-Reinante, siguiendo una orientación hacia el suroeste, abandonando así la costa de A Mariña. Se inicia en el enlace de Barreiros, donde conecta con la N-634 (este enlace ha sido diseñado con previsión para la conexión de la futura autovía Barreiros-S. Cibrao), y finaliza en el entorno del núcleo de Vilamar.

Con la puesta en servicio de este tramo se elimina el trazado más antiguo de la N-634 en Galicia, que data del inicio de los años ochenta y, por consiguiente, el que tenía los tramos con las peores curvas. Además, soportaba unas intensidades de tráfico diarias de entorno a 10.000 vehículos, con un porcentaje de vehículos pesados del 17%, y con puntas de tráfico estivales de entorno a 12.000 diarios.

La seguridad vial mejorará por tanto sustancialmente con la eliminación de este tramo de la N-634. Además, se evitarán tres tramos de concentración de accidentes.

El nuevo trazado se desarrolla de forma sensiblemente paralela a la carretera N-634 hasta el viaducto de Pusigo, punto en el que la nacional gira en dirección este cruzando perpendicularmente bajo el citado viaducto de la A-8.

El tramo de la A-8 incluye tres nuevos e importantes viaductos para salvar vaguadas existentes:

  • Viaducto de Santo Estevo: Construido mediante dos tableros de 13,5 metros de ancho cada uno, tiene una longitud total de 553 metros dispuestos en 13 vanos con una luz máxima de 50 metros. La altura máxima sobre el valle del Arroyo de Santo Estevo es de 58 metros.
  • Viaducto de Coira: construido mediante dos tableros de 12 metros de ancho cada uno, tiene 322 m de longitud, distribuido en 8 vanos de 42,5 metros de luz máxima. La altura máxima sobre el arroyo de Coira es de 43,8 metros.
  • Viaducto de Pusigo: Construido mediante dos tableros de 11,50 metros de ancho, tiene 462 m de longitud distribuidos en 7 vanos con una luz máxima de 70 metros. La altura máxima sobre el terreno es de 96 m, con una altura de pila máxima de 84. Este viaducto salva la vaguada del arroyo de Prixigas, cruzando a la vez sobre la N-634.

La sección tipo del tramo está formada por dos calzadas de 7 metros, arcenes exteriores de 2,5 m e interiores de uno. La mediana tiene una anchura de 6 metros. Además, el viaducto de Santo Estevo tiene sección de tres carriles por sentido para alojar los carriles de incorporación del enlace de Barreiros.

El tramo dispondrá además de dos pasos superiores para la reposición de caminos existentes y un paso inferior en uno de los ramales del enlace de Barreiros.

Con el fin de preservar el sistema hidrológico, se han ejecutado también obras de drenaje transversal que conducen las aguas de escorrentía a sus cauces naturales.

Las medidas ambientales han supuesto una inversión de 1,4 millones de euros. Las actuaciones más destacadas han sido la ejecución de un paso inferior de fauna en el entorno del viaducto de Coira, así como la realización de medidas de revegetación y plantaciones autóctonas para la adecuada integración paisajística de las obras.

Las obras han contado con financiación de Fondos FEDER de la Unión Europea.

Tramo Vilamar-Lourenzá

El tramo Vilamar-Lourenzá, también de 4,6 kilómetros de longitud, discurre por los municipios de Barreiros, Lourenzá y Mondoñedo, y ha supuesto una inversión de 42,2 millones de euros.

El trazado conecta en su origen con el tramo anterior y finaliza enlazando con el tramo en ejecución entre Lourenzá y Mondoñedo. Por ello, se ha ejecutado una conexión provisional en Lourenzá con la carretera N-634 a través de la carretera autonómica LU-153 (Alfoz). Está previsto además que próximamente, con el avance de las obras, pueda disponerse de una conexión directa de la A-8 con la N-634 mediante la apertura del primer kilómetro de una de las calzadas del tramo Mondoñedo-Lourenzá.

La sección tipo de la autovía está compuesta por dos calzadas de 7 metros, separadas por una mediana de 6, arcenes exteriores de 2,50 e interiores de 1,50.

El nuevo trazado se desarrolla por el oeste de la N-634, cruzando mediante dos importantes viaductos el arroyo da Canteira y el río Batán 200 metros antes de sus desembocaduras en el río Masma.

El viaducto de Canteira consiste en dos estructuras paralelas de once vanos, con un ancho para cada tablero de 11,8 m y una longitud total de 620 m. Ha sido ejecutado mediante un procedimiento de cimbra autoportante.

El viaducto de Batán se ha ejecutado también con cimbra autoportante, y consiste en dos estructuras paralelas de siete vanos, con una longitud total de 390 m y una altura máxima sobre el valle de 65 m.

La permeabilidad transversal se ha resuelto mediante la ejecución de seis estructuras:

  • Un paso inferior (reposición de un camino existente).
  • Tres pasos superiores (dos reposiciones de caminos locales y la reposición de la carretera autonómica, LU-153, Lourenzá-Alfoz).
  • Dos viaductos (Canteira y Batán).

Se ha realizado ya la reposición de servicios afectados de abastecimiento, líneas eléctricas y telefonía, habiéndose construido 6,2 km de caminos de servicio para acceso y comunicación de las fincas colindantes al trazado, restituyendo caminos preexistentes afectados.

Desde el punto de vista medioambiental y patrimonial, se han destinado 1,7 millones de euros. Las actuaciones más destacadas en esta materia han sido las siguientes:

  • Control y protección del Castro de Penelas y del hórreo del Caserío de Granda, elementos patrimoniales situados en el entorno del nuevo trazado.
  • Las obras de restauración ecológica, estética y paisajística que incluyen el extendido de tierra vegetal, plantaciones e hidrosiembras.

Las obras han contado con financiación de Fondos FEDER de la Unión Europea.

La Autovía del Cantábrico (A-8) en Galicia

Con la construcción de la Autovía A-8 del Cantábrico se pretende canalizar el importante tráfico de largo y medio recorrido que discurre por el norte peninsular desde Galicia hasta el País Vasco, abriendo una nueva vía segura, moderna y eficaz para las comunicaciones nacionales e internacionales, y sustituyendo a la actual N-634.

Se trata de una infraestructura clave para la conexión de Galicia con las redes transeuropeas de transporte y la cornisa cantábrica, discurriendo el itinerario gallego en su totalidad a través de la provincia de Lugo, entre las localidades de Ribadeo y Baamonde (85,7 Km.).

El tramo gallego de la Autovía del Cantábrico conecta directamente con la Autovía del Noroeste (A-6) en Baamonde y, a través de ella con la Autopista del Atlántico (AP-9), con A Coruña, Santiago de Compostela, Pontevedra, Vigo y Portugal a través del itinerario IP-1 (Oporto, Lisboa). También conecta con Ferrol a través de la autovía autonómica AG-64 Ferrol-Vilalba y con Lugo a través de la propia A-6.

Financiación.

A 31 de diciembre de 2010 el Gobierno de España ya había destinado 464,6 millones de euros a la construcción de la autovía en Galicia. En total, la inversión total del Ministerio de Fomento en la autovía ascenderá a más de 657 millones de euros. Estos fondos se empezaron a destinar en el año 2004 (hasta entonces sólo se habían aportado 5,9 millones a la A-8 en Galicia en concepto de expropiaciones y asistencia técnica).

Área: Ambito geográfico: